Esquizofrenia

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Muchas veces, hemos escuchado hablar acerca de la Esquizofrenia, y es que, la misma es una enfermedad mental, la cual es catalogada como grave. La podríamos definir, como un desorden a nivel cerebral, por lo tanto, afecta la capacidad que poseen las personas en distintos aspectos psicológicos como el pensamiento, la percepción, las emociones o incluso también la voluntad.

Esquizofrenia

En este sentido, afirmamos que, el carácter deteriorante, es el que normalmente se observa, ya que se inicia en edades bastante tempranas incluso durante un tiempo, esto era catalogado como una demencia precoz, luego fue cambiando por el nombre de Esquizofrenia, que es así como nos referimos a ella actualmente, esto etimológicamente significa una mente escindida, a través de este término, buscamos resaltar principalmente, las alteraciones a nivel del pensamiento, que normalmente, presentan los sujetos que sufren de esta enfermedad.

Debido a ello, es que, sin duda, la Esquizofrenia, es uno de los trastornos más variados, puesto que presenta un sinfín de síntomas, pero a su vez ninguno de ellos es específico de la enfermedad, sino que también se pueden encontrar en otros trastornos mentales, regularmente, este tipo de síntomas en esta enfermedad son bastante subjetivos, ya que sólo el paciente, es capaz de experimentarlo, por lo que no pueden ser comprobados en su totalidad.

Esquizofrenia: Síntomas

Al igual que otros trastornos, como ya lo mencionamos, la Esquizofrenia, tiene una serie de síntomas, los cuales es importante comprender, que la persona pueda buscar ayuda lo más pronto posible, normalmente, esta enfermedad se diagnostica aproximadamente, entre los 16 a 30 años de edad.

Por consiguiente, seguidamente del primer episodio de psicosis, es importante que el paciente acuda a un tratamiento lo antes posible, ya que esto es fundamental para una recuperación a pesar de esto, existen una serie de investigaciones que señalan ciertos cambios graduales en el pensamiento del estado del ánimo, y el funcionamiento social, los cuales aparecen antes de ese primer episodio de psicosis, y también destacar que esta enfermedad, no se da comúnmente en niños pequeños.

Aunado a ello, cuando nos referimos a sus síntomas, debemos tener en claro que existe una amplia variedad y que pueden ser bastante diferentes, de una persona a otra, pero fundamentalmente, se dividen en tres categorías principales, los cuales son psicóticos negativos y cognitivos, a continuación, explicaremos de una forma más detallada cada uno de ellos.

Síntomas psicóticos

Dentro de los síntomas psicóticos, tenemos que existen ciertos cambios, en la forma en la que la persona puede llegar a pensar, actuar, y percibir todo lo que los rodea, normalmente, cuando un paciente sufre síntomas psicóticos, puede perder el sentido compartido de la realidad con los demás, a su vez puede ver el mundo de una forma distorsionada.

Habitualmente, ciertas personas piensan que este tipo de síntomas aparecen y desaparecen, sin embargo, para otras este tipo de síntomas se estabilizan a medida que pasa el tiempo, dentro de los síntomas psicóticos se encuentran los siguientes, a conocer:

  • Alucinaciones: Primero, dentro de las alucinaciones, podríamos decir que es cuando una persona es capaz de ver, oír, oler, saborear o sentir cosas que no son reales, muchas de las personas que sufren de Esquizofrenia, aunque escuchan voces, y las personas que escuchan voces puede que la hayan estado escuchando durante bastante tiempo, antes de que sus familiares o amigos se den cuenta que tienen un problema.

 

  • Delirios: Segundo, respecto a los delirios, hace referencia a las personas que tienen fuertes creencias, y que no son para nada ciertas y pueden ser bastante irracionales ante los ojos de los demás, un ejemplo claro de esto, podría ser las personas que llegan a experimentar delirios, tienden a creer que aquellos que salen en la radio o en la televisión, son mensajes especiales que requieren de una respuesta en específico, así como también la creencia de que se encuentran en peligro, o que otras personas intentan constantemente sabotearlo o lastimarlos.

 

  • Trastorno del pensamiento: Tercero, tenemos que, comúnmente, cuando la persona tiene una forma de pensar bastante irregular o ilógica, se podría decir que tiene un Trastorno del Pensamiento, este tipo de personas tienen serios problemas a la hora de organizar sus ideas y el habla, en ocasiones una persona puede dejar de hablar en medio de un pensamiento, o pasar de un tema a otro, de vez en cuando, también pueden inventar ciertas palabras, que no tengan sentido.

 

  • Trastorno del Movimiento: Cuarto, y último, tenemos que también están los Trastornos del Movimiento, y es cuando una persona tiene una serie de movimientos corporales catalogados como anormales, las personas que sufren de esta enfermedad, pueden hacer movimientos repetitivos una y otra vez.

, la Esquizofrenia, tiene una serie de síntomas

Síntomas Negativos

Dentro de los síntomas negativos, podríamos incluir cosas como la pérdida de motivación, el disfrute de ciertas actividades diarias, el aislamiento social, la dificultad a la hora de demostrar alguna emoción, o problemas para que esta persona pueda vivir su vida cotidiana, normalmente, dentro de esos síntomas negativos podríamos encontrar:

  • Problemas o dificultades a la hora de planificar las actividades tales como ir de compras.
  • Problemas a la hora de prever y sentir placer en su vida cotidiana.
  • Tener una voz apagada, o mostrar cierta expresión facial limitada.
  • Evitar a toda costa cualquier tipo de interacción social, o cuando interactúan socialmente se sienten bastante incómodo.
  • Normalmente, también puede presentarse, que la persona tenga bajo nivel de energía y un gran número de tiempo, actividades pasivas, existen algunos casos bastante extremos en que la persona moverse o hablar por un tiempo, lo cual es una condición que lleva por nombre catatonia.

En función de lo anterior, en ocasiones, muchas personas suelen confundir esos síntomas con la depresión, u otras enfermedades mentales, es por eso que se debe tener en cuenta el diagnóstico adecuado para este tipo de Trastorno.

Síntomas Cognitivos

Podríamos encontrar lo que es problemas de atención, concentración y memoria cada uno de sus síntomas, sin duda, puede hacer más difícil que la persona mantenga una conversación, aprenda cosas nuevas o incluso puede recordar cita.

Normalmente, el nivel de funcionamiento cognitivo de una persona, es uno de los mejores productores en el funcionamiento de su día a día, dentro de lo que es el funcionamiento cognitivo, se podría decir que el mismo, se evalúa mediante una serie de pruebas específicas, los síntomas cognitivos más frecuentes son:

  • Dificultad para procesar la información en la toma de decisiones.
  • Problemas a la hora de usar la información inmediatamente, luego de que esta es aprendida.
  • Dificultad a la hora de concentrarse o prestar atención.

Riesgo de Violencia

Muchas personas, piensan que el tipo de Trastorno, equivale a que la persona puede llegar a ser muy violenta y la verdad es completamente distinta, ya que la mayoría de las personas que sufren de esta enfermedad, regularmente, tienen más probabilidades de que otras personas puedan hacerle daño, que las que no tienen la enfermedad.

Debido a ello, este tipo de enfermedad hace que las personas tengan un gran riesgo de hacerse daño a sí mismo, o de violencia a los demás, cuando esta enfermedad no es tratada, y es por eso, que radica la importancia de un excelente diagnóstico, para que se pueda así emitir un tratamiento adecuado, una vez que se presenten los síntomas, para así tener un mayor control y ver resultados satisfactorios en el paciente.

La Esquizofrenia y el Trastorno de Identidad Disociativo

A simple vista, se podría decir que existen ciertos signos que hacen parecer similar a la Esquizofrenia con el Trastorno de Identidad Disociativo, sin embargo, es importante aclarar que este no es un Trastorno de Identidad Disociativo, ya que las personas con esta enfermedad, son capaces de tener dos o más identidades completamente distintas y que se encuentran presentes, a su vez, para tomar el control de la persona ocurre para nada en el caso de la Esquizofrenia, ya que no estamos hablando de distintas personalidades.

¿Cómo se diagnostica la Esquizofrenia?

Se podría decir que el diagnóstico de la Esquizofrenia, normalmente, está basado en una observación sobre los signos y síntomas, también en la exploración metódica acerca de las vivencias que posee la persona y la acumulación de ciertos antecedentes de cualquier fuente, ya sea familiar, amigos, vecinos o incluso en un ambiente laboral.

Cabe destacar, se podría decir, que no existe ningún tipo de laboratorio o examen de imágenes que ayuden a establecer en específico el diagnóstico, sino que más bien ayudan de cierto modo, a descartar otras enfermedades.

Normalmente, en estos casos se procede a realizar cierta valoración en función de la predominancia de ciertos síntomas, ya sean positivos o negativos, así como también se procede a medir esa intensidad de esos síntomas, mediante una serie de cuestionarios o escalas, todo esto permite, que se pueda evaluar al paciente en distintos momentos de su evolución, así como se puede efectuar un tratamiento adecuado.

Causas de la Esquizofrenia

Existen distintos factores que, sin duda, pueden contribuir a que una persona llegue a padecer de Esquizofrenia, dentro de esos factores podemos encontrar los siguientes, a saber:

  • Factor Genético: En primer lugar, debemos saber que es importante, uno de los puntos principales en las causas es la carga genética, ya que la Esquizofrenia al igual que algunos tres tonos es hereditaria, sin embargo, esto no determina que porque alguien de tu familia sufre de esta enfermedad, obligatoriamente tú puedes obtenerla, ya que existen muchos estudios los cuales mencionan que existen diversos genes diferentes, que pueden aumentar la probabilidad de que esa persona desarrolle Esquizofrenia, pero ninguno por sí mismo, es capaz de causar ese Trastorno, es decir, aunque tengas un familiar que sufre Esquizofrenia, no necesariamente determina que puedas tener la enfermedad, pero si tienes altas probabilidades, de que ésta se pueda desarrollar.

 

  • Factores Ambientales: En segundo lugar, nos referimos al aspecto ambiental, el cual se podría decir, que existe una serie de investigaciones, las cuales hablan acerca de que es una combinación entre los factores genéticos y el entorno, más las experiencias de vida pueden desempeñar una función bastante fundamental en el desarrollo de la Esquizofrenia, los factores ambientales sin duda, pueden englobar todo lo que es vivir en la pobreza, entorno estresante, es peligroso, exposiciones a virus, entre otras.

 

  • Estructura y función del cerebro: En tercer lugar, y, por último, pero menos importante, tenemos lo que es la estructura y la función del cerebro, según investigaciones, se ha llegado a la conclusión, de que es muy probable que las personas con Esquizofrenia, tengan ciertas diferencias en el tamaño de distintas áreas del cerebro, así como también en las conexiones que existen entre las áreas que lo conforman, se podría decir, que alguna de esas diferencias a nivel cerebral pueden desarrollarse incluso antes del nacimiento, según los investigadores, se sigue trabajando para poder comprender mucho mejor acerca de la estructura y la función del cerebro, así de como estos se relacionan directamente con el Trastorno de Esquizofrenia.

Tratamiento para la Esquizofrenia

En la actualidad, los tratamientos para esta enfermedad principalmente, se centran en poder ayudar a las personas a que sean capaces de controlar sus síntomas, mejorar su funcionamiento diario, y que logren ciertas metas personales en la vida, como, por ejemplo, completar su educación, dedicarse a una carrera, tener relaciones bastante satisfactorias, entre otros, a continuación, conoceremos algunos de los tratamientos más utilizados para esta enfermedad.

problemas de atención, concentración y memoria

Medicamentos Antipsicóticos

Normalmente, los medicamentos antipsicóticos son fundamentales, para ayudar a que esos síntomas psicóticos puedan llegar a ser más leves y menos frecuentes, habitualmente, este tipo de medicamento se toma todos los días, ya sea en pastillas o sustancias líquidas, alguno de esos medicamentos también se puede administrar mediante inyecciones que se dan una o dos veces al mes.

Debido a ello, cuando los síntomas que esa persona tiene, no mejoran con estos medicamentos antipsicóticos habituales, se le puede recetar medicamentos como la clozapina, sin embargo, las personas que usan ese tipo de medicamento, se le realizan análisis de sangre periódicos, para detectar cualquier tipo de efecto secundario, que pueda llegar a ser peligroso, esto normalmente, tiene un porcentaje bastante bajo, ya que ocurre entre el 1 y el 2% de los pacientes.

En este sentido, cada persona puede reaccionar ante estos medicamentos de forma muy distinta, sin embargo, es importante resaltar que cualquier tipo de efecto secundario se le debe informar al proveedor de la atención médica, muchas de las personas que toman este tipo de medicamentos, tienen efectos secundarios, tales como, aumento de peso, la boca seca, inquietud, somnolencia, no obstante, muchos de esos efectos secundarios puede que vayan desapareciendo con el tiempo, así como también hay otros que se mantienen.

Igualmente, es importante que el paciente no deje en ningún momento, de consumir el medicamento sin antes hablarlo con su médico proveedor, ya que el normalmente, junto al paciente, busca trabajar para que se ajuste a ese plan de tratamiento, y que el paciente pueda tener resultados más seguros y eficaces.

Ahora bien, existen casos, en los que las personas necesitan hacer uso de varios medicamentos, antes de encontrar uno que funcione completamente de forma deseada, es por eso, que es importante que se haga continuidad de ese tratamiento y que el paciente mantenga esa esperanza de encontrar uno que se ajuste a sus necesidades.

Tratamientos Psicosociales

Cuando hablamos de Tratamientos Psicosociales, debemos entender que estos son fundamentales y que ayudan a las personas encontrar soluciones a los retos cotidianos, y controlar de cierto modo los síntomas, mientras van a la escuela, trabaja, no establecen ciertas relaciones sociales, normalmente, este tipo de tratamiento se usa junto a los medicamentos antipsicóticos, debidamente los pacientes que reciben este tipo de tratamiento, puede que tengan menos probabilidad de que esos síntomas reaparezcan o tengan que ser hospitalizados.

Por consiguiente, podemos citar unos ejemplos claros de este tratamiento, los cuales podrían ser, la terapia cognitivo conductual, la capacitación en habilidades conductuales, el uso con apoyo, e intervenciones de rehabilitación cognitiva, entre otros.

Educación y apoyo familiar

Algo fundamental para la recuperación de cualquier enfermedad psicológica, son los programas educativos que incluyen para ayudar a los familiares y amigos a conocer mucho más acerca, de los síntomas de la enfermedad en este caso la Esquizofrenia, además, les permite conocer el tratamiento y las estrategias para ayudar a los seres queridos que sufren de esta enfermedad, esto ayuda a que sus familiares, puedan controlar mejor los niveles de angustia, mejorar sus habilidades de afrontamiento, y así fortalecer esa capacidad para brindar un mejor apoyo a esa persona, que está sufriendo esa enfermedad.

Atención Especializada Coordinada

Éste tipo de programas de atención especializada coordinada, los cuales también son conocidos como CSC, debido a sus siglas en inglés, principalmente, que se centran en la recuperación de las personas que han tenido un primer episodio de psicosis, la cual se considera la etapa temprana de la Esquizofrenia, muchos profesionales especialistas de la salud trabajan en conjunto, como un equipo para una mejor atención especializada y coordinada.

En este sentido, podemos afirmar que esto incluye Psicoterapia, medicamentos y de educación, también apoyo familiar, el cual es fundamental en este tipo de casos, ese equipo de tratamiento trabaja en colaboración con el paciente, para tomar decisiones importantes acerca de su tratamiento o haciendo partícipe en la medida de lo posible, a los miembros de la familia que también forman parte de la recuperación, en comparación con las otras metodologías de intervención, se podría decir que esta es una de las más eficaces de vida, y aumentar ese grado de participación en el paciente, para que pueda desenvolverse mejor en áreas como el Trabajo, o la escuela.

Tratamiento Comunitario Asertivo

Es muy común, que las personas que sufren de Esquizofrenia, tengan problemas también a nivel de drogas y alcohol, es por eso, que es importante también para el consumo este tipo de sustancias, ya que es fundamental para la recuperación del paciente, porque el consumo de sustancias puede ser perjudicial en el tratamiento de la enfermedad.

¿Cómo conseguir ayuda?      

Para concluir, no cabe duda alguna, de que la Esquizofrenia, no es una enfermedad para nada fácil, y es por eso, que muchas personas se preguntan acerca de cómo conseguir ayuda para esta enfermedad y una de las principales formas es acudir con su médico o proveedor de atención médica, y en un dado caso, de que ellos no se encuentren aptos para la atención, los puedan referir con un profesional de la salud mental, ya sea un Psiquiatra o un Psicólogo, que tenga experiencia amplia en el tratamiento de esta enfermedad, recordemos que la salud mental, es algo bastante fundamental para el ser humano, y que nunca es tarde para acudir con un profesional.

 

¿Quieres Hablar conmigo?

Déjame tus datos y me pondré en contacto contigo en la mayor brevedad posible

Nuestros post más leídos

Entradas relacionadas

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Graduada en Educación Infantil por
la Universidad Católica, San Antonio de Murcia (UCAM), graduada en Psicología por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), especializada en Trastornos
del Espectro Autista y Atención Temprana.

Deja un comentario