Fobias

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

En muchas ocasiones, hablamos de las Fobias como algo de lo que no debemos preocuparnos, sin embargo, a pesar que no es un trastorno psiquiátrico considerado como grave, es un trastorno psicológico, el cual tiene una gran repercusión negativa en la vida de las personas que la padecen.

un trastorno psicológico

Ahora bien, según el manual de criterios diagnósticos de los Trastornos mentales, podríamos encontrar que la Fobia, es definida como un temor acusado y persistente, que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específica, sin duda, podríamos tomar esto como que es una exageración de una experiencia común de cada ser humano, el cual es el miedo con la gran diferencia que podríamos decir que el miedo nos prepara y nos ayuda a proteger situaciones que el ser humano considera como un peligro real o imaginario.

Debido a ello, se puede decir que un ejemplo es cuando vemos una película de terror, por el contrario las Fobias, van inclinadas a un hipotético peligro interno, el cual es irracional y termina siendo intenso e incontrolable hasta el punto, que bloquea por completo el desarrollo de la existencia de la persona, ya que en este caso no la protege sino que más bien busca limitarla llegando a tal punto, en el que le afecte en su relación con el entorno o con sus seres queridos, dependiendo de cuál sea el caso.

Diferencia entre Miedo Ansiedad y Fobia

Es importante aprender la diferencia que existe entre el miedo, la ansiedad y la Fobia, los seres humanos muchas veces solemos confundir esos conceptos y creer que son lo mismo, pero en realidad tienen significados distintos, por ejemplo, el miedo es considerado como una emoción básica, la cual es propia de la evolución humana.

Aunado a ello, es de suma importancia para que nos mantengamos vivos de cualquier peligro, ya que nos prepara para el mismo tanto para que la persona puede enfrentarse a él, como para intentar evitarlo en dado caso que sea algo excesivo, y es por eso que todos los seres vivos alguna vez en su vida han experimentado el miedo, ya que es una emoción adaptativa.

Por otra parte, tenemos la ansiedad que no es más que la reacción del miedo frente a cualquier acontecimiento que es desencadenado, pero normalmente, no se considera como algo que provoca miedo, es decir la persona en cuestión puede que no sea capaz de explicar lo que le está ocurriendo, sino que lo acepta como una enfermedad o como parte de su personalidad.

    ¡Contáctame, Si quieres mas información!




    Cabe destacar, que podríamos deducir que la ansiedad viene del razonamiento preciso, pero de forma exagerada, el cual transforma algo que es inocuo en algo que es peligroso, es por esa razón, que no es solamente la reacción externa la que desencadena el miedo en sí, sino que el sujeto piensas sobre eso y es la valoración que él llega hacer acerca de su capacidad a la hora de hacerle frente a la situación.

    Ahora bien, por último tenemos lo que es la Fobia que como ya la hemos explicado surge de la ansiedad, la cual se genera solamente frente a las situaciones u objetos impreciso que se les tiene temor, es por eso que el sujeto en cuestión suele evitar a toda costa esa situación u objeto, en otras palabras se podría decir, que para el evitar a toda costa sentir esa ansiedad, evita por completo el estímulo creyendo que de esa forma es que logra eliminarlo por completo aunque como ya sabemos ese patrón puede generar muchas limitaciones para la persona a largo plazo.

    En conclusión, podríamos decir que estas tres no son lo mismo, sin embargo, pueden que tengan cierta relación, ya que el miedo sólo es una emoción indispensable para la supervivencia del ser humano, la ansiedad, experiencia que posee cada ser humano y que en pequeñas partes puede resultar beneficiosa, mientras que las Fobias por el contrario es un trastorno que no tiene ningún tipo de ventaja, ni a largo puede generar distintas repercusiones negativas en la persona, muchas veces suele ser complicado diferenciarlas, es importante tener claro este punto, para poder entrar más mucho más en el tema de las Fobias.

    Consecuencias de padecer una Fobia

    Aunque quizás ya se ha mencionado en otras ocasiones a lo largo de este artículo, es importante conocer el impacto que puede llegar a tener este tipo de Trastornos, más aún si nos enfocamos en sus consecuencias y es que una de las consecuencias más frecuente es que el sujeto que posee este trastorno, suele dejar de hacer cosas para evitar a toda costa los estímulos, objetos que le ocasionan temor y es por eso que se genera una afectación en la vida cotidiana de la persona, provocando así cierto deterioro a nivel laboral, social familiar, personal, entre otros.

    Fobias Específicas

    De esta manera, es importante resaltar que según el manual de Trastornos mentales DSM-5, establece de forma muy clara, que las personas que poseen fobias es muy común que presenten cierto deterioro a nivel psicosocial, que esto al mismo tiempo, pueda producir cierta repercusión negativa en su calidad de vida.

    Ahora bien, debemos también tener en cuenta que esto puede variar muchísimo dependiendo el tipo de Fobia, que está afectando a la persona, ya que las consecuencias negativas pueden ser mayores o menores, un ejemplo claro de esto podría ser, cuando una persona les tiene miedo a las cucarachas, puede tener un nivel de afección bastante bajo, en comparación con una persona que le tenga miedo a las agujas ya que este, puede llegar a rechazar cualquier intervención médica.

    De este modo, lo mismo ocurre con las personas que tienden a atragantarse, ya que puede llegar un punto en el que dejar de comer, o limitarse a ingerir solamente líquidos sólidos por completo de su dieta, y esto puede generar un déficit nutricional, lo cual puede afectar negativamente la salud de la persona.

    Tipos de Fobias

    Las Fobias pueden ser muchísimas, pero es importante conocer los grupos en específico, los cuales se explican a continuación.

    Fobias Específicas

    Se conoce como Fobias específicas, a un temor que resulta irracional, a ciertos objetos o situaciones que plantea de cierto modo real pequeño, generando así a la persona edad y conductas de evitación.

    Igualmente, debemos tener claro que esto es bastante distinto a cuando se presentan ciertos períodos de ansiedad breve, los cuales las personas pueden sentir los cursos, examen, mientras que las Fobias específicas son algo más serio, ya que son más duraderas porque producen reacciones físicas y psicológicas muy fuertes, logrando así incluso que se ve afectada la capacidad de desempeñarse normalmente, en el trabajo, la escuela o entornos sociales.

    Es importante resaltar, que las Fobias específicas se encuentran dentro de lo que son los Trastornos de ansiedad más frecuentes, sin embargo, no todas las Fobias necesitan un tratamiento, pero en los casos de la persona existen diversos métodos terapias que pueden ayudar en esos temores.

    es muy común que presenten cierto deterioro a nivel psicosocial

    Síntomas

    En este aspecto, debemos tener en claro que las específicas normalmente, como ya lo mencionamos, trata de un temor patológico intenso y persistente o situaciones en particular, sin embargo, existen muchos tipos de Fobias dentro de esta categoría, y no sería para nada extraño que se experimente una Fobia específica, a más de un objeto o situación, ya que esta enfermedad se puede presentar también junto a otros Trastornos de ansiedad, normalmente, en esta categoría más comunes de las Fobias específicas son:

    • Temor a ciertas situaciones en específico, como subirse un avión cerrados o simplemente ir a la escuela.
    • Miedo a la naturaleza como en el caso de las personas con las tormentas o alturas.
    • Temor a distintos animales o insectos, tales como arañas, perros, entre otras.
    • Miedo a la sangre inyecciones o lesiones, como, por ejemplo, agujas, accidentes, o cualquier procedimiento quirúrgico.
    • También se encuentra otro tipo de temores como lo son asfixias, vómito, ruidos fuertes o incluso payasos.

    Aunado a lo antes expuesto, debemos señalar que, para cada tipo de Fobia en específico, exista un hombre como por ejemplo el temor a las alturas, es la Acrofobia, espacios cerrados, Claustrofobia, y así sucesivamente. Sin importar el tipo de Fobia, existen una serie de síntomas que se manifiestan en todas los cuales son:

    • Temor de forma intensa ansiedad y pánico, cuando la persona se encuentra expuesta a eso que le produce miedo, o cuando simplemente piensa en eso.

     

    • Que la persona sea totalmente consciente de que los temores son bastante irracionales o exagerados, sin embargo, a pesar de esto no sean capaz de poder controlarlos.

     

    • Síntomas de ansiedad, la cual va empeorando a medida que la persona se va acercando esa situación, objeto temido, ya sea que se trate de una proximidad a nivel temporal o física.

     

    • Evitar a toda costa, entrar en contacto con el objeto o la situación.

     

    • Dificultad a la hora de desempeñarse normalmente, ya que el temor en muchas ocasiones suele limitar a las personas.

     

    • Reacciones y sensaciones físicas, tales como la sudoración, latidos en el corazón acelerado, opresión en el pecho, dificultad para respirar, entre otras.

     

    • Sentir náuseas, mareos o tener desmayos ante la presencia de sangre o algún tipo de lesión.

     

    • Por último, tenemos que en los niños es muy común que durante episodios de Fobias o cercanos a ellos, se refleja en berrinches, aferrarse, llorar, negarse a alejarse de la madre, entre otros.

    Tratamiento

    Sin duda, como toda Fobia tiene de cierto modo una solución, la cual es la Psicoterapia en específico, una terapia llamada terapia de exposición, sin embargo, a pesar de que es utilizada es muy común que el médico puede tratar otro tipo de terapias o medicamentos, recordemos que en estos casos lo menos importante es lo que causa la Fobia, sino centrarnos en cómo tratar la conducta de evasión, que se desarrolló a lo largo del tiempo

    Ahora bien, el objetivo principal de los tratamientos terapéuticos, es mejorar la calidad de vida del paciente, y que éste no se encuentre limitado de ninguna manera por las Fobias, sin embargo, a medida que él va creciendo y aprendiendo a comprender, controlar sus reacciones, pensamientos y sentimientos, se puede notar que la ansiedad y el temor van disminuyendo así ya no controlan su vida normalmente, los tratamientos se centran en una Fobia a la vez.

    Psicoterapia

    Recordemos que la Psicoterapia, tiene un gran protagonismo en el tratamiento de las Fobias tal y como lo mencionamos en el apartado anterior, sin embargo, una de las terapias más utilizadas es la terapia exposición y la terapia cognitivo conductual, ya que se considera que son los más eficaces.

    Ahora bien, la terapia de exposición se centra en cambiar el modo en el que las personas reaccionan al objeto o situación, la exposición de forma gradual y reiterada a la fuente de la Fobia específica, sin duda ayuda a que la persona pueda aprender a saber controlar la ansiedad, un ejemplo podría ser si una persona le tiene miedo a los ascensores, en la terapia puede simplemente, imaginar que entra a un ascensor fotografía sensores, luego acercarse a un ascensor todo poco a poco, y así la persona va a ir controlando mejor esas reacciones, que tiene cuando se encuentra en ese tipo de situaciones.

    Por otra parte, tenemos lo que es la terapia cognitivo conductual, la cual implica lo que es la exposición, pero en combinación con otras técnicas, para que la persona pueda aprender las maneras de ver y enfrentar esa situación u objeto que le causa temor.

    Generalmente, esta forma es bastante bonita de cierto modo, porque la persona puede ir aprendiendo a ver de una forma distintas sus miedos, las sensaciones en el cuerpo y el impacto que esto ha tenido en su vida, es por eso que se centra en desarrollar la confianza en la persona y que ésta sea capaz de dominar sus pensamientos, y sentimientos en lugar de sentirse abrumado por ellos.

    Medicamentos

    Es muy común, que en la mayoría de los casos la simple terapia de exposición, tenga resultados exitosos para las Fobias específicas, sin embargo, existen algunos casos donde se hace uso de medicamentos, para que pueden ayudar a disminuir la ansiedad que pueden experimentar las personas, cuando piensan o se ven expuestos a eso que les genera miedo.

    Por consiguiente, sabemos que puede que se haga uso de medicamento, durante lo que es el tratamiento inicial o a corto plazo, en situaciones específicas y muy poco frecuentes, como, por ejemplo, que a la persona le toque volar en un avión, hablar en público o someterse a una resonancia magnética.

    Normalmente, en este tipo de casos se utilizan medicamentos como los betabloqueantes, los cuales buscan bloquear los efectos estimulantes de la adrenalina que son la frecuencia cardiaca elevada, presión arterial alta, palpitaciones, entre otros.

    Por otra parte, tenemos que también se hacen uso de los sedantes, los cuales se utilizan como medicamentos que se les llaman benzodiazepinas, los mismos ayudan a que la persona se pueda relajar y así reducir los niveles de ansiedad que siente, es importante resaltar que los sedantes se utilizan en un tiempo determinado, ya que estos pueden generar dependencia en el paciente.

    Fobia Social

    En este caso, es muy común que las personas en ocasiones al estar rodeada de otras, puedan sentir ciertos nervios o se sientan cohibidos, esto se podría decir que es algo natural, ya que muchas personas en algún momento de su vida han pasado por una situación similar, sin embargo, existen ciertas personas en las que la ansiedad va acompañada por una timidez y cohibición de forma excesiva.

    Debido a ello, es tal el caso de las personas que se sienten tan cohibidas y ansiosas, que les impide por completo hablar o socializar la mayor parte del tiempo, es muy probable que no sea sólo una timidez, sino que estemos hablando de un Trastorno de ansiedad, conocido como Fobia Social.

    Síntomas

    Cuando una persona que sufre de ansiedad social, se ve expuesta a este tipo de situaciones, es muy normal que presenten los siguientes síntomas:

    • Se ruborizan, sudan, tiemblan o sienten que es su corazón va acelerando muy rápido.
    • Puede que tenga nauseas o malestares estomacales.
    • Muestran una postura bastante rígida y evitan hacer contacto visual o intercambiar palabras con alguna persona.
    • Suelen sentirse asustados y se les dificulta el simple hecho de estar con otras personas, más aún si éstas no son conocidas, por lo que no pueden interactuar con ella o establecer una conversación.
    • Cuando estas personas son conscientes que se encuentran frente a otras, suelen sentirse avergonzados y torpes
    • Miedo a que las otras personas los juzguen.

      Tratamiento

    Primero antes de iniciar un tratamiento en sí, es importante que el paciente acuda con su médico de confianza y le comente acerca de los síntomas, este debe realizar un examen y hacer una historia clínica, para asegurarse que los síntomas no sean causados por ninguna otra enfermedad física.

    En este sentido, tenemos que seguidamente de esto, es muy probable que se refiera a un profesional de la salud mental, como es el caso de un Psiquiatra o un Psicólogo, esto es el primer paso para que se pueda realizar un tratamiento eficaz y para hacer eso lo principal es establecer un diagnóstico adecuado, el cual tiene que ir de la mano con un Psicólogo.

    Debido a ello, esta cuestión se debe a que este tipo de trastornos, en sí se tratan con Psicoterapia, medicamentos o una combinación entre ambos, es importante que el profesional en este caso, sea quien tome el paso del tratamiento adecuado según el paciente.

    Psicoterapia

    Ahora bien, completando la información anterior es importante destacar que en la parte de Psicoterapia, se hace uso de la terapia cognitivo conductual, la cual es una de las más útiles para trabajar los Trastornos de ansiedad social, esto hace que la persona pueda tener otra forma de pensar, comportarse y reaccionar ante las distintas situaciones en las que se pueda sentir esa ansiedad o temor. Adicional a esto, también le permite al paciente poder aprender y practicar habilidades que les permitan desenvolverse a nivel social.

    Grupos de apoyo

    La mayoría de las personas que poseen ansiedad social, resultan bastante beneficioso en los grupos de apoyo, esto normalmente, es un grupo donde se encuentran cierto número de personas que poseen la misma patología, reciben información de forma imparcial y honesta, sobre cómo cada participante en el grupo a vivenciado este Trastorno.

    De esta forma, le permite cada integrante del grupo darse cuenta que esos pensamientos acerca de que las otras personas, los juzgan y los rechazan no son reales o están muy distorsionadas, también les enseña a aprender cómo otras personas con ese Trastorno de ansiedad social, pueden abordar y vencer el miedo ante cualquier situación que implique compartir con otras personas.

    Medicamentos

    En los casos de la Fobia Social, se podría decir que se utiliza normalmente, en casos muy contados tres tipos de medicamento, los cuales son:

    • Ansiolíticos.
    • Antidepresivos
    • Betabloqueadores o también betabloqueantes.

    Debido a lo antes expuesto, tenemos que, en el caso de los ansiolíticos, se podría decir que estos son bastantes poderosos y tienen un efecto inmediato para poder reducir los niveles de ansiedad, sin embargo, este tipo de fármacos no se deben tomar durante periodos muy prolongados, ya que las personas pueden desarrollar cierta adicción a ellos o también pueden desarrollar tolerancia, por lo que necesiten constantemente duplicar la dosis cada vez más.

    Igualmente, existen casos en los que los pacientes dependen completamente de ellos y es por eso que, para evitar este tipo de situaciones, los médicos suelen recetarle por periodos muy cortos de tiempo.

    Ahora bien, en el caso de los antidepresivos se podría decir que estos se utilizan específicamente para tratar la depresión, así como también pueden ayudar con ciertos síntomas del Trastorno de la fobia social a diferencia de los ansiolíticos, este tipo de medicamento puede que lleven varias semanas para poder hacer efecto.

    Adicional a esto, causan ciertos efectos secundarios, los cuales pueden ser dolores de cabeza, náuseas o incluso dificultad para dormir. Este tipo de efectos normalmente, no es muy grave, sin embargo, algunas personas a los que se les comienza con una dosis baja y se va incrementando, pueden encontrarlo bastante desagradable.

    De igual forma, tenemos que en el caso de los betabloqueadores, se podría decir que como su nombre lo indica son medicamentos que ayudan a bloquear algunos síntomas a nivel físicos, ocasionados por la ansiedad, tales como el latido rápido del corazón, sudar excesivamente o los temblores, generalmente, estos medicamentos son los más utilizados para tratar la ansiedad social, que se relaciona con el rendimiento.

    Básicamente, es ideal es que siempre vayan de la mano con su médico, quién es el que se encargará de trabajar con ustedes, para poder indicarle cual es la dosis y el medicamento adecuado, según la condición que parezca o lo afectado que esté por la Fobia social. Asimismo, es importante resaltar que los mejores resultados se obtienen, cuando esos medicamentos van acompañados de la Psicoterapia.

    Agorafobia

    La Agorafobia, es una palabra que viene del griego y su significado literal es miedo a la plaza pública, normalmente, se utilizaba para hacer referencia al miedo a los espacios abiertos. Sin embargo, se podría decir que esto no es exactamente así, ya que la Agorafobia es un Trastorno de ansiedad en el cual la persona percibe al ambiente como algo inseguro sin escapatoria y el miedo asocia a lugares, situaciones que les podrían crear pánico, sentimientos de impotencia o vergüenza.

    Debido a ello, es que las personas que sufren esta enfermedad, no se sienten cómodas en ningún ambiente público. Sin embargo, la Agorafobia normalmente, hace que las personas eviten a toda costa cualquier lugar o situación a la que le tiene miedo, existen casos muy extremos en los que esto puede ocasionar que la persona no salga de su casa.

    Síntomas

    La Agorafobia al igual que otros Trastornos perteneciente a las Fobias, tienen una serie de síntomas, comúnmente esto en específico puede ir acompañada de ataques de pánico, aunque en ocasiones el miedo de pánico puede ser una causa fundamental de esta enfermedad, en primer lugar, tenemos lo que es el resultado de encontrarse en una situación, dentro de los síntomas que conforman el pánico tenemos, los siguientes a saber:

    • Aceleración cardiaca.
    • Hiperventilación.
    • Sudoración.
    • Ganas de vomitar.
    • Mareos
    • Sensación de ahogo.

    Ahora bien, podría decir que a nivel cognitivo las personas Agorafóbicas pueden presentar los siguientes síntomas:

    • Profundo miedo, parecer estúpidos o sentir vergüenza por esa razón.
    • Temor a que el corazón se les detenga durante un episodio de pánico.
    • Miedo excesivo, no poder escapar de esa situación.
    • Temor a perder el control público.
    • Miedo a perder la cordura.
    • Tienen constantemente la sensación de qué otras personas lo observan de forma fija.
    • Les da temor quedarse solos en casa.

    Por otra parte, tenemos también que presentan una serie de síntomas a nivel conductual, los cuales pueden ser consecuencia de los síntomas cognitivos, estos son los siguientes:

    • Evadir cualquier situación que se encuentra asociada a los ataques de pánico, como lugares concurridos, transporte público, espacios abiertos, entre otros.
    • No viajan lejos de casa.
    • Necesitan a alguien que los acompañe para ir a cualquier lado.
    • No pueden salir de casa, es importante resaltar que esto ocurre solamente en los casos muy extremos de Agorafobia.

    Tratamiento

    Normalmente, si alguna vez has tenido algún síntoma referente a la Agorafobia, es importante que acudas a un médico o un especialista, en este caso se puede acudir con un profesional de la salud mental, y que se puede hacer uso de la terapia cognitivo conductual u otras técnicas psicoterapéuticas, como lo es la relajación aplicada, existen en algunos casos en los que se recetan medicamentos.

    Para finalizar, debemos destacar, que esta enfermedad es algo serio y que a veces pensamos que es un simple miedo, pero en general deben ser tomada como un tema bastante grave, ya que puede afectar enormemente la vida de la persona y esto es algo bastante alarmante, sin embargo, siempre es importante ir de la mano con un profesional de la salud mental, para que sea él quien determine si padecemos o no esa Fobia, para así ir poco a poco con un tratamiento adecuado y dejándola atrás.

     

    ¿Quieres Hablar conmigo?

    Déjame tus datos y me pondré en contacto contigo en la mayor brevedad posible

    Nuestros post más leídos

    Entradas relacionadas

    Jessica Davó García

    Jessica Davó García

    Graduada en Educación Infantil por
    la Universidad Católica, San Antonio de Murcia (UCAM), graduada en Psicología por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), especializada en Trastornos
    del Espectro Autista y Atención Temprana.

    Deja un comentario