Derechos Asertivos: ¿Qué son?

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Hoy en día, en cuanto al término de Derechos Asertivos, puede que no sea tan conocido, y es que, para explicar estos derechos en específico, es importante iniciar hablando de asertividad, es decir, de lo qué la misma se refiere.

Derechos Asertivos

Dicho asertividad es considerado como la habilidad social que hace que el ser humano pueda expresar y decir todo lo referente a lo que cree, siente y piensa de una forma mucho más honesta, directa, educada y sin ofender para nada al otro individuo, debemos tener en claro que el comportamiento asertivo, es como un punto intermedio entre lo que consideramos como una conducta agresiva y pasiva.

En este sentido, todo esto obviamente, ocasiona una buena comunicación, ya que también es positivo para nuestro bienestar emocional, ya que hace que podamos hacer valer nuestros propios Derechos Asertivos y respetemos al mismo tiempo, los derechos de las demás personas, y, es allí donde quizás el término de Derecho Asertivo, no sea tan frecuente para ti y no hayas escuchado hablar mucho antes sobre él.

Debido a lo antes mencionado, es así como también existen Derechos Laborales, Civiles, o Penales, también existe un listado de ciertos Derechos que son igualmente Asertivos, y estos nos facilitan el comportarnos de esta manera, y, normalmente, se relacionan con la autoestima.

Ahora bien, el problema con los Derechos Asertivos ocurre en sí, es cuando nos olvidamos por completo de esos Derechos Asertivos, o ni siquiera tomamos en cuenta que estos están allí presentes en nosotros mismos, e incluso, en las personas que nos rodean, es por eso, y mucho más, que, si te interesa saber más sobre esta interesante temática, te invito a continuar leyendo.

    autora jessica 150

    ¡Contáctame, Si quieres mas información!





    ¿En qué consiste La Asertividad?

    Como ya lo mencionamos previamente, la Asertividad tiene distintas definiciones, y una de ellas es la que mencionamos al inicio del artículo en desarrollo, sin embargo, también podemos considerarla como, una expresión de nuestros derechos personales, y que, al mismo tiempo, no buscan realizar ningún daño a las otras personas.

    La asertividad

    Del mismo modo, dicha asertividad, no pone a ningún individuo en una actitud de estar bajo algún tipo de sometimiento o bajo algún perjuicio individual, todo ello, es algo bastante interesante porque es una habilidad social que incluye pensamientos, actitudes y comportamientos, que, muchas veces, al mismo tiempo, nos hacen valer nuestros derechos, sin agredir de ninguna manera a nadie.

    Debido a ello, es que tenemos que considerar que cuando un individuo es completamente asertivo, podríamos decir que es una persona capaz de expresar cualquier tipo de opinión de una forma abierta, honesta, y sin tener temor, pero al mismo tiempo, sabe respetar a las demás personas, y, es allí, donde se logra una especie de solución que es bastante óptima para poder solucionar ciertos conflictos que puedan existir, lo cual puede ser bastante complicado para muchas personas.

    Igualmente, es muy común que, en ocasiones, los individuos se dejen pisotear o irrespetar ciertos derechos, y este hecho, a largo plazo, sólo ocasiona una especie de círculo vicioso, donde el individuo sólo va entregando más y más de esa individualidad hasta que queda completamente sometido por el resto de personas en su vida, y comienza a tener este sentimiento de inseguridad e insatisfacción, que van creciendo cada vez más.

    ¿A qué hacemos referencia con los Derechos Asertivos?

    La presente interrogante, nos arroja la pregunta de qué quieren decir los Derechos Asertivos, podríamos decir que son premisas que buscan mostrarnos todo eso que podemos exigir y debemos respetar a la hora de establecer una comunicación con otro individuo, debemos tener en consideración, que cualquier ser humano por el simple hecho de existir tiene sus propios Derechos Asertivos, y esto quiere decir que son tanto aplicables para él como para cualquier otra persona.

    Aunado a ello, es importante resaltar que, muchas veces, estos Derechos van más allá de ser simples postulados, ya que debemos expresarnos de forma honesta, y en relación a nuestros intereses propios, a pesar de que puedan existir opiniones contrarias a nuestros gustos, es decir, expectativas o preferencias de otras personas, debemos tener en cuenta que, así como nosotros, ellos también tienen sus propios Derechos Asertivos, por lo que siempre todo se debe realizar desde el respeto.

    ¿Cuáles son los Derechos Asertivos?

    A continuación, para el presente apartado, conoceremos algunos de los Derechos Asertivos, los cuales fueron sugeridos por Manuel J. Smith, durante el año 1975 en su libro, “When I Say No, I Feel Guilty”, y, desde allí, estos derechos, digamos que se han ido sumando y añadiendo a una larga lista, sin embargo, a continuación, conoceremos más detalladamente algunos de los Derechos Asertivos más importantes, los cuales son los siguientes.

    Cuáles son los Derechos Asertivos

    Considerar las necesidades propias

    En primer lugar, tenemos que es importante entender que, muchas veces, como individuo que hacemos parte de una sociedad, nos valoramos, comportamos y hacemos cosas en relación a lo que otros consideran que nosotros necesitamos, pero debemos tener un mensaje muy claro, y es que nadie, ni siquiera nuestros familiares pueden saber mejor lo que nosotros mismos necesitamos, o lo que debemos valorar, considerar, ya que nosotros mismos, debemos conocernos a la perfección más que cualquier otra persona.

    Establece tus prioridades y tus decisiones propias

    En segundo lugar, tenemos que este derecho en específico, puede que tenga algún tipo de relación con el anterior, ya que debemos y estamos completamente en nuestro derecho a establecer ciertas prioridades o tomar ciertas decisiones, como, por ejemplo, aceptar una oferta de empleo, cambiar de habitación, terminar una relación, realizar un viaje, entre otras razones, y es que debemos hacer cosas por satisfacernos a nosotros y tomar decisiones propias, en lugar de buscar el satisfacer a las otras personas o buscar una aprobación ajena.

    Poder cambiar de opinión

    En tercer lugar, tenemos que todo individuo está completamente en su derecho de cambiar de opinión las veces que considere necesario en relación a sus prioridades, y en el momento en el que sea necesario, ya que, debemos tener en cuenta que variar el rumbo al que queremos ir no debe ser un significado de sentirnos mal, puesto que podemos perfectamente cambiar de pensamiento político, de lo que se cree acerca de una persona, acerca de algunas tradiciones, o de cosas que antes eran nuestra prioridad, y que quizás, ya no lo son tanto y esto es algo completamente normal.

    Poder expresar ideas y emociones

    En cuarto lugar, tenemos que este derecho, sin duda, es bien muy importante ya que debemos expresar a plenitud nuestras emociones, al igual que nuestras ideas y sentimientos, podemos llorar, reír, enojarnos, ya que todo ese cúmulo de emociones, eso es parte de nosotros, y tienen una función bastante importante por lo que no es necesario ocultarlas ni esconderlas, sino expresarlas, ya que eso para cualquier individuo es un derecho y una necesidad.

    Saber decir No

    En quinto lugar, tenemos que, en muchas ocasiones, nos ha tocado aceptar alguna situación que realmente no queremos hacer, y, normalmente, esto sucede debido a que sentimos miedo para decir no a algo, pero debemos aprender a decir no, sin que esto nos genere malestar, ya que la culpa no nos invada, ya que es algo que no nos apetece hacer, porque nos incomoda o simplemente va en contra de nuestras creencias o valores.

    Los Derechos Asertivos

    Derecho a ser tratado con respeto y dignidad

    En sexto lugar, tenemos que, este derecho podrá parecer algo bastante básico, pero en realidad es que no todo el tiempo ocurre, y es que, si llegamos a notar o sentir que no se nos está respetando este derecho, o no recibimos un trato justo, no debemos quedarnos callados, ya que debemos establecer límites completamente inmediatos y hacerle saber a la otra persona que se está propasando con sus actitudes para que esta rectifique.

    Poder cometer errores

    En séptimo lugar, tenemos que, en muchas ocasiones, se condena el cometer errores, y nos aferramos tanto a la perfección que olvidamos la posibilidad de poder cometer errores en nuestra vida como cualquier ser humano, y es que aprendemos gracias a eso, a nuestras equivocaciones, así que no debemos menospreciarnos o catalogarnos como malas personas, malos profesionales o malos padres, por simplemente cometer errores, debemos tener siempre en claro, que cualquier persona es capaz de equivocarse y que eso no significa necesariamente como algo negativo.

    Saber pedir y dar cuando se decida

    En octavo lugar, tenemos que este derecho en específico, se relaciona con lo que ya hemos comentado en otros derechos, sobre todo en el derecho a decir no, ya que debemos estar completamente conscientes de que podemos pedir ayuda o cualquier cosa que necesitemos en cualquier momento que lo estimemos conveniente, y también podemos ofrecerla así no nos la hayan pedido sino que solo lo consideremos necesario, de esta manera, también podemos no hacerlo, debemos recordar que no por pedir algo debemos sentirnos en la obligación de dar lo mismo a cambio.

    Hacer menos de lo que como ser humano puedas hacer

    En noveno lugar, tenemos a este derecho, el cual nos habla acerca de que no importa y que no debemos de sentirnos mal por hacer menos de lo que realmente podemos dar como personas ante cualquier tipo de situación.

    Sentirnos bien

    En décimo lugar, tenemos un derecho el cual es importante, ya que nos habla de que nos sintamos bien tanto de forma física como emocional, así que debemos hacer todo por conseguirlo, y no sentirnos mal por hacer esto, ya que, muchas veces, solemos confundir el luchar por estar bien con nosotros mismos, con ser egoístas.

    Tener éxito

    En undécimo lugar, tenemos un derecho que nos habla de que es muy común que luego del éxito, nos abrume la envidia de las otras personas, y es que esto, muchas veces, ocasiona que no disfrutemos en su totalidad de ese éxito, y que tengamos esa creencia de que no nos lo merecemos, es por ello, que debemos intentar en la medida de lo posible, en no dejarnos llevar por la opinión ajena o esa envidia que los envuelve, a nuestro entorno cercano, debemos sentirnos felices completamente de lo que logramos, incluso hasta de lo que no logremos, y disfrutemos al máximo de nuestros éxitos, ya que estamos en nuestro derecho de hacerlo.

    Derecho a no usar tus derechos

    En doceavo lugar, y, por último, tenemos como último Derecho Asertivo, al derecho a no usar nuestros derechos, y es que tenemos todos los mismos derechos que las demás personas, pero siempre tenemos esa capacidad de poder elegir el sí debemos ejercerlos o no.

    Para concluir, debemos afirmar que a lo largo del presente artículo, sin duda, hemos comprobado que los Derechos Asertivos nos dan un mensaje muy importante de ciertos derechos que, muchas veces, ignoramos o no cumplimos, y que nos pueden ser de mucha utilidad a la hora de establecer una comunicación con otras personas, sobre todo cuando estamos conociendo nuevas personas en cualquier ámbito de nuestra vida, debemos considerar también que la asertividad, es una herramienta bastante importante y ventajosa, ya que nos permite dar nuestra opinión sobre distintos temas, y, al mismo tiempo, no ofender al resto de las personas con lo que podamos decir.

    Te invitamos a conocer acerca de El Síndrome de Prader-Willi

    Referencias Bibliográficas

    Bascón, MIGUEL ÁNGEL PRIETO. «Empatía, asertividad y comunicación.» Revista de innovación y (2011).

    Carbajal, Gloria Romero. «Derechos asertivos.»

    DEL SOCORRO, REYNA SAENZ MA. «Aplicando los elementos de la comunicación asertiva.»

    Roselló Sempere, Sara, and Francisco Juan García Bacete. «El aprendizaje de contenidos socioemocionales en el aula: la asertividad como forma de respetar los derechos propios y de los demás.» (2016).

    Vargas Mendoza, Jaime Ernesto, and Jorge Everardo Aguilar Morales. «COMUNICACIÓN ASERTIVA.» (2010).

    ¿Quieres Hablar conmigo?

    Déjame tus datos y me pondré en contacto contigo en la mayor brevedad posible

    Nuestros post más leídos

    Entradas relacionadas

    Jessica Davó García

    Jessica Davó García

    Graduada en Educación Infantil por
    la Universidad Católica, San Antonio de Murcia (UCAM), graduada en Psicología por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), especializada en Trastornos
    del Espectro Autista y Atención Temprana.

    Deja un comentario