Psicología inversa. Todo lo que no sabías

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La psicología inversa o también conocida como técnica de inversión paradójica, consiste en influir a una persona pidiéndole que haga totalmente lo contrario de lo que se pretende obtener. Sí, así como lees, este tipo de psicología trabaja de una forma distinta a la convencional.

Por lo general, estas acciones suelen aplicarse a personas adultas, no en niños. En general, los seres humanos tendemos a no valorar suficientemente las conductas o acciones permitidas, pero aquellas que están prohibidas las percibimos como todo un reto.

Te invitamos a conocer un poco más de qué va este tipo de psicología y a usarla solo en ocasiones que lo ameriten.

¿Qué es reactancia?

Este término es muy usado en este tipo de psicología, hace referencia a la tendencia de los seres humanos a oponerse a las reglas o condiciones. Con personas que manifiestan esta conducta es donde toma protagonismo la psicología inversa, ya que son fáciles de influenciar de este modo.

La reactancia también puede definirse como la activación emocional en una persona, que la impulsa a establecer su libertad en cuanto siente amenazada su libertad de conducta.

Es decir, buscamos reafirmar nuestra libertad haciendo todo lo contrario a lo que otros nos indican.

Sin embargo, para aplicar la psicología inversa se debe elegir muy bien con quién emplearla y también quién la va a ejercer. Esto debido a que puede resultar peligroso si la conducta que se pretende influenciar no es la adecuada.

Por lo tanto, es mejor dejar en manos de expertos la puesta en práctica de las técnicas de psicología inversa.

¿Cómo aplicar la psicología inversa?

Al leer algunos aspectos de la psicología inversa de seguro te preguntas cómo es la forma adecuada de aplicarla, y a continuación te lo mostraremos:

Para aplicar de forma correcta la psicología inversa primero debes saber ante qué tipo de persona te encuentras. Si el individuo se caracteriza por llevar la contraria frecuentemente mostrando un comportamiento orgulloso, es la persona perfecta para aplicar este tipo de psicología.

Estos métodos son ideales para aplicar en adolescentes rebeldes y testarudos.

Lo siguiente que debes tomar en cuenta es de qué forma puedes influir su conducta o manera de pensar. Debes manifestar la idea opuesta a lo que pretendes, de esta manera, el otro individuo al contrariar tu idea, termine pensando que ha ganado la discusión.

Algunas frases que suelen utilizarse en la psicología inversa son: «apuesto a que no eres capaz de», «no creo que lo hagas», entre otras frases retadoras.

No obstante, debes saber en quién aplicar estas técnicas, pues si no respetas ciertos límites éticos, puede convertirse en manipulación.

Solo te recomendamos conocer muy bien el tipo de persona con la cual te enfrentarás. Y no caer en la manipulación, recuerda que cada persona tiene derecho a defender su punto de vista u opinión.

¿Es bueno aplicar la psicología inversa en los niños?

Si eres padre o madre seguramente te has hecho esta pregunta y la respuesta rotunda es no. En los niños no es recomendable aplicar la psicología inversa.

En la etapa de la niñez es cuando las personas comienzan a forjar su carácter, su perspectiva de la vida, a desarrollar sus habilidades y virtudes. Si en este período se aplican algunas técnicas de psicología inversa puede ocasionar distorsión en la conducta de los niños.

De este modo, a los menores de edad no se les debe enseñar a llevar la contraria, a diferencia se les debe inculcar cualidades como la obediencia.

Así que no te recomendamos utilizar este tipo de psicología en tus pequeños. Por el contrario pon en práctica métodos de la psicología positiva y refuerza las virtudes de tu hijo o hija.

Si una mejor conducta de tu pequeño quieres obtener, aplica técnicas educativas en la psicología del infante.

Consejos para usar adecuadamente la psicología inversa

Ya te mostramos los pasos que debes seguir para aplicar la psicología inversa. Ahora te daremos algunos tips para que tus acciones sean adecuadas y obtengas el resultado esperado.

Toma nota y pon en práctica estos consejos:

  1. Di lo contrario de lo que piensas, pero con la seguridad y tono convincente. Esto le demostrará a la otra persona lo convencido que estás de tu punto de vista.
  2. Insiste en el tema, más aún cuando no hayas conseguido la respuesta esperada. Convence al individuo que es tu verdadera intención.
  3. En la psicología inversa suelen usarse frases retadoras o negativas, ponlas en práctica y logra tus objetivos.

Te aseguramos que estos consejos te serán muy útiles al enfrentarte a una persona testaruda o rebelde.

Aunque las contradicciones no son la mejor forma de comunicarse, ni de persuadir a otra persona, menos a un niño. Por eso, te recomendamos usarla sabiamente y sobre todo, no utilizar estas técnicas con menores de edad, pues reforzaría su mala conducta.

¿Quieres Hablar conmigo?

Déjame tus datos y me pondré en contacto contigo en la mayor brevedad posible

Nuestros post más leídos

Entradas relacionadas

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Graduada en Educación Infantil por
la Universidad Católica, San Antonio de Murcia (UCAM), graduada en Psicología por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), especializada en Trastornos
del Espectro Autista y Atención Temprana.

Deja un comentario