El conocimiento Tácito: ¿Qué es? Parte 2

Jessica Davó García

Jessica Davó García

Para entender el conocimiento táctico, debemos saber que, a lo largo de la historia, se han realizado distintos estudios sobre la inteligencia y el valor, y es que, esto, muchas veces, se hace para que se puedan representar todas las habilidades y conocimientos que puede tener un individuo.

El conocimiento Tácito

Asimismo, es por eso, que, a principios del siglo XX, tomando en cuenta a figuras como Binet han buscado demostrar que la inteligencia académica tiene una correlación con el alto rendimiento a nivel escolar, y es que, también podríamos decir, que existen distintas herramientas que han permitido que se pueda evaluar la inteligencia, y, todo esto hace que se dé en cierto modo, un pronóstico acerca del funcionamiento intelectual que posee un individuo.

Debido a ello, si nos vamos un poco más lejos de lo que es el estudio centrado en la inteligencia a nivel académica, a partir de los años 90 aproximadamente, se comenzó a despertar cierto interés por la inteligencia desligada del ámbito académico, podríamos tener como referencia la inteligencia práctica, la inteligencia social, las inteligencias múltiples, la inteligencia emocional, así como también el Conocimiento Tácito.

No obstante, muchos investigadores incluso hablan de que existen ciertas similitudes en cada una de estas propuestas, y que, principalmente, se basan en un conocimiento declarativo y procesal.

Aunado a ello, tenemos que, es de suma importancia, que se sepa sobre este tipo de inteligencia para podernos ir mucho más allá de simplemente la parte académica, poder comprender y ver a la inteligencia como un conjunto de capacidades que puede ser representada de distintas formas y en distintos contextos.

De igual manera, hacemos mención a que cada una de estas habilidades a nivel intelectual se han evidenciado, que tiene un impacto bastante significativo dentro de la organización psicológica en los individuos, su calidad de vida, así como también todas esas posibilidades que le permiten al mismo, tener éxito en su vida, así como también en sus tareas cotidianas.

    autora jessica 150

    ¡Contáctame, Si quieres mas información!





    Normalmente, es por ello, que, en ese artículo, hablaremos de uno de los tipos de inteligencia que es el Conocimiento Tácito, el cual, va a estar relacionado a lo que adquirimos a lo largo de nuestra vida cotidiana, si te interesa conocer más acerca del presente tema, te invito a que continúes leyendo.

    ¿En qué consiste el Conocimiento Tácito?

    En primer lugar, es importante conocer a qué nos referimos con ese Conocimiento Tácito, y la verdad es que hace referencia a un saber, el cual adquirimos de una forma inconsciente a lo largo de nuestra vida, es por eso, que no sabemos ni el momento ni como lo aprendimos hasta que ponemos esa habilidad o conocimiento previamente adquirido en práctica.

    Ahora bien, tenemos que, según algunos autores, este tipo de conocimientos se va construyendo a través de distintas experiencias vividas, y es nuestro cerebro quien las va almacenando con la finalidad de poder utilizarla en el momento adecuado.

    No obstante, a pesar de que la persona no pueda saber el origen de ese conocimiento, en un caso de que le hagan preguntas relacionadas a eso que alegó no saber que conocía saber, él podrá responder perfectamente, ya que al ponerlo en práctica. comprende mucho más a profundidad ese aprendizaje obtenido.

    Debido a ello, se toma el término de Tácito, debido a que es un saber bastante personal, y que, muchas veces, tiene cierta relación con los valores, principios, costumbres, ideas y emociones, mientras que todo lo que se encuentra implícito debe ser simple, aunque al mismo tiempo, es bastante difícil de codificar.

    Cabe destacar, que, muchas personas, suelen tener la creencia de que este estilo de conocimiento es similar al conocimiento empírico, debido a la forma en la que se va a adquiriendo, a pesar de esto, no se practica ni se conoce de su existencia, lo cual podríamos decir que es la principal diferencia.

    ¿Cuáles son las características que tiene El conocimiento Tácito?

    En este importante aspecto, podemos remontarnos a que, muchos investigadores que han estado enfocados en el estudio de la inteligencia fuera de la parte académica, nos han mostrado que ni siquiera algún tipo de conocimiento así sea el más explícito, no queda exento del Conocimiento Tácito, y es que, hacer uso de este tipo de conocimiento, pone de relieve toda esa relación que existe entre los principios éticos y morales, la cultura propia, las vivencias personales, así como también cada característica de cada individuo.

    Qué es el El conocimiento Tácito

    Asimismo, tenemos que, es por esa razón, que, a continuación, conoceremos algunas de las características más resaltantes del Conocimiento Tácito, que hace que este tenga una presencia tan importante en nuestra vida cotidiana, así como también en la mayoría de las situaciones que vivimos.

    Es Implícito

    En esta primera característica, tenemos que, existen casos como, por ejemplo, los Conocimientos Explícitos que, muchas veces, son ese conjunto de información formal que obtenemos a través de recursos, como, la literatura científica, documentos, especializados o profesionales que nos brinden esa información necesaria, y esto, básicamente, son conocimientos bastante estandarizados que se basan netamente en datos, libros y estudios.

    Sin embargo, el Conocimiento Tácito, es completamente lo contrario a los Conocimientos Explícitos, ya que los tácitos son un conjunto de conocimientos implícitos, lo cual, quiere decir que podemos adquirirlos por nuestra cuenta y que lo vamos construyendo cada vez más con el paso del tiempo en función de la interacción que se tiene con el ambiente, sus actores, y repercusiones dentro de nuestras acciones. Asimismo, es por esa razón, que el Conocimiento Tácito, muchas veces, no es verbalizado y no se enfatiza en que lo recibamos por parte de una tercera persona.

    Es procesal

    Este estilo de conocimiento, se centra y se asocia con acciones y procesos que llevan a ciertas acciones, digamos que es buscarle más importancia a eso de saber cómo, en comparación con el saber qué, comúnmente, el Conocimiento Tácito va dirigido hacia un uso particular o contexto.

    En este sentido, tenemos que tomar en cuenta las distintas formas en las que un individuo siente que adquiere este tipo de conocimiento, ya que es muy frecuente que obtengamos respuestas o declaraciones bastante toscas, que, muchas veces, no le dan el valor que realmente tiene a esos conocimientos adquiridos.

    Ahora bien, un ejemplo claro de esto, es que si le preguntamos a nuestra madre cómo aprendió a hacer galletas tan deliciosas, es muy probable que nos conteste que lo aprendió simplemente estando en la cocina, observando a otra persona, o, simplemente, con el paso del tiempo, y es que de la forma en la que se manifiesta este tipo de conocimientos, el sujeto en específico, es como si no fuese consciente de ello.

    Posee un Valor Instrumental

    Debido a que este tipo de conocimiento va dirigido hacia las acciones, y dicho conocimiento debemos saber que, posee un valor instrumental en la medida de lo que se dispone a conseguir ciertas metas diarias en nuestra vida cotidiana, entonces, si tomamos en cuenta este punto de vista, debemos tener claro que, mientras más valor le demos a una meta, es como más directamente se va a sostener el conocimiento que se relacione al logro de esta, entonces más utilizable será ese tipo de conocimiento en específico, ya que podemos ponerlo en acción en el futuro.

    No busca sustituir la inteligencia general

    En esta característica, debemos saber que el Conocimiento Tácito es sumamente vital para nuestra inteligencia y cognición diaria, ya que es importante resaltar que este no sustituye para nada la inteligencia general, a pesar de que este se represente de alguna forma en la mayoría de los distintos tipos de conocimientos.

    De igual manera, si hacemos uso de distintas herramientas que permitan medir esa inteligencia en general digamos que es muy complicado hacer lo mismo con el Conocimiento Tácito, ya que, el mismo, es un componente tan implícito y se da de una forma tan inconsciente dentro de la mente humana, ya que, de este modo, este tipo de conocimiento, tampoco se reduce a una simple inteligencia académica, ya que son componentes totalmente diferentes, no sabes en qué momento lo puedas percibir, o encontrarte envuelto en esa clase de conocimiento, pero, al mismo tiempo, tienen mucha importancia.

    No es suficiente

    En último lugar, con esta característica, si tomamos en cuenta el apartado anterior, es importante resaltar que el Conocimiento Tácito, no es completamente suficiente para que un individuo tenga un desenvolvimiento exitoso en las distintas áreas de su vida.

    Cabe destacar, que, es por eso, que existen distintos factores para que esto se lleve a cabo, y dentro de ese proceso, podemos encontrar la motivación para el logro, las oportunidades que pueda tener cada individuo, así como también el factor general de la inteligencia académica.

    Igualmente, debemos tener en cuenta que todos esos distintos aspectos multimodales y multifactoriales a la hora de comprender mucho mejor ese desempeño general que posee un individuo.

    ¿Cuáles son algunos ejemplos del conocimiento tácito?

    Por último, es importante dejar un ejemplo bastante amplio acerca de este tema y que permite conocer mucho mejor qué es lo que quiere decir realmente, si el individuo se encuentra caminando por la orilla de la carretera junto con algunos amigos y uno de ellos casualmente se resbala, y cae por un risco, el reaccionar rápidamente, es sacarlo utilizando ideas que aporte la mente de forma innata, para así llevarlo nuevamente a la carretera.

    Ejemplos del El conocimiento Tácito

    De acuerdo a lo antes mencionado, ese acto o forma en la que lo ayudamos es considerado como un conocimiento implícito, ya que nadie nos enseñó como tal a cómo debemos rescatar personas, pero nuestro cerebro, está preparado para saber qué hacer, es importante que esto no se confunda con el conocimiento intuitivo, ya que no estamos instruyendo nada en este caso, sino que, por el contrario, más bien, nuestro cerebro sabe qué hacer.

    En este sentido, tenemos que, otro ejemplo bastante claro sobre el Conocimiento Tácito, es cuando una persona va atravesando un lugar, y, de repente, alguien le arroja una pelota, pero esta persona sujeta a la pelota antes de que lo golpee, como podemos observar, es un acto inesperado en el cual simplemente, nuestro cerebro reacciona de forma innata y sin preparación alguna.

    Para finalizar, debemos agregar, que, sin duda, tal como hemos observado a lo largo del presente artículo, muchas veces, creemos que la inteligencia a nivel académica, es la única que debe resaltar o tener relevancia en el mundo, sin embargo, existen distintos tipos de inteligencia y conocimientos, que son de mucha utilidad para el ser humano, y este es el caso del Conocimiento Tácito, ya que es importante aprender mucho más sobre este tema y así poder entender cómo este tipo de conocimientos, nos puede brindar herramientas importantes para nuestro día a día, y conocerlos más detalladamente, nos puede ayudar a estar más tranquilos ante ciertas situaciones de nuestra vida diaria.

    Te invitamos a leer nuestro artículo acerca de ¿Qué es la insatisfacción crónica?

    Referencias Bibliográficas

    Contreras, Yolanda Saldaña, Fernando M. Ruiz Díaz, and María del Carmen Rodríguez Torres. «Metodología para la transferencia del conocimiento tácito a explícito en la gestión del conocimiento.» Repositorio de la Red Internacional de Investigadores en Competitividad 4.1 (2010).

    Díaz, Fernando M. Ruiz, Yolanda Saldaña Contreras, and Norma Elizabeth Álvarez Flores. «Las herramientas cognitivas y su utilidad en el proceso de la gestión del conocimiento tácito.» INCEPTUM 6.10 (2011): 145-160.

    López Rodríguez, Daniel. «Del conocimiento tácito al dato explícito.» (2004).

    Melo, Adriano Pereira de, et al. «El conocimiento tácito desde la perspectiva de Michael Polanyi.» Arquivos Brasileiros de Psicologia 71.2 (2019): 34-50.

    Ontalba-Ruipérez, José-Antonio. «Las comunidades virtuales como herramientas para la socialización del conocimiento tácito.» Documentación digital. Universidad Pompeu Fabra, 2006.

    Zeballos, Fernando. «¿ Qué es un Experto? Aportes para la Reflexión sobre la Gestión del Conocimiento Tácito.» International Journal of Knowledge Engineering and Management 5.11 (2016): 1-27.

    ¿Quieres Hablar conmigo?

    Déjame tus datos y me pondré en contacto contigo en la mayor brevedad posible

    Nuestros post más leídos

    Entradas relacionadas

    Jessica Davó García

    Jessica Davó García

    Graduada en Educación Infantil por
    la Universidad Católica, San Antonio de Murcia (UCAM), graduada en Psicología por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), especializada en Trastornos
    del Espectro Autista y Atención Temprana.

    Deja un comentario